fbpx

MEMBRANA EPIRRETINIANA

Dra Pilar Calvo  |  Dra Beatriz Abadía

Esperar demasiado para indicar la cirugía de la membrana epirretiniana empeora los resultados visuales.

Estructura del ojo

El ojo funciona de manera similar a una cámara de fotos: la luz atraviesa la lente y llega hasta el carrete; de forma parecida sucede en el ojo: la luz atraviesa el cristalino (la lente del ojo) y alcanza la retina. Desde la retina la imagen sale a través del nervio óptico y llega al cerebro por señales eléctricas.

La zona central de la retina se llama mácula. Esta área es la más importante para la visión central, la visión fina, ver bien los detalles… ya que con esta parte de la retina podemos diferenciar los colores, realizar actividades de visión cercana, la lectura, el reconocimiento de las caras… El resto de la retina es también importante sobre todo para el campo visual y la visión nocturna. El espacio entre el cristalino y la retina se rellena de una sustancia gelatinosa llamada vítreo.

¿Qué síntomas produce?

El paciente nota disminución y distorsión en la visión; a veces con una sombra central. También puede ocasionar dificultad en la lectura.

El tratamiento más efectivo para recuperar y mantener la visión es la cirugía (vitrectomía). Cuanto antes se realice la intervención, mejor será el pronóstico visual.

Para valorar la membrana epirretiniana es imprescindible realizar una OCT (siglas en inglés de tomografía de coherencia óptica). La OCT es una prueba muy rápida (dura unos segundos), indolora e inocua, que consiste en realizar un escáner de la retina y mácula por dentro. A través de una tecnología láser, esta prueba permite ver todas las capas de la mácula por dentro y diagnosticar la membrana epirretiniana. También es muy importante para monitorizar la respuesta a la cirugía y ver la evolución del paciente.

Riesgos de la cirugía

Los riesgos de la cirugía son bajos. Lo más frecuente es el desarrollo de catarata si no está previamente operado. Es poco frecuente pero existe el riesgo de desprendimiento de retina (1-2%) y la endoftalmitis (infección en el ojo) en un 0,03%.

La membrana, una vez operada, no suele volver a producirse en un porcentaje muy elevado de los pacientes. La anatomía y funcionalidad de la retina generalmente mejora, aunque una visión igual a la de antes de que se desarrollara la membrana es difícil de conseguir. No obstante, la inmensa mayoría de pacientes notan gran beneficio en su calidad de vida y mejor visión tras la cirugía.

¿Qué es una membrana epirretiniana?

Es un tejido (como una telilla) que crece en la superficie de la mácula y la arruga. La causa de su formación no se conoce del todo pero está relacionada con el desprendimiento del vítreo. Esta membrana puede contraerse produciendo distorsión, engrosamiento y edema en la zona de la mácula. Generalmente se produce en los dos ojos pero con distinto grado de afectación entre ellos. La mayoría de las membranas no están asociadas a otras enfermedades oculares, aunque en ocasiones pueden aparecer tras inflamación ocular, cirugías o traumatismos previos en el ojo.

OCT macular con una membrana epirretiniana

Cirugía de la membrana epirretiniana (vitrectomía)

Esta cirugía se realiza con anestesia local (peribulbar) y sedación, para que usted esté tranquilo y sin dolor durante la intervención pero estando consciente durante la misma.

Mediante pequeñas incisiones en el ojo, accedemos al interior del globo ocular y retiramos parte del vítreo (gelatina de dentro del ojo) para llegar a la zona de la membrana. Para eliminar la membrana, teñimos con un colorante la superficie de la mácula para identificarla mejor y retirar la membrana epirretiniana con unas pinzas especiales.

Dibujo de la cirugía de la membrana epirretinana una vez teñida

Dibujo de membrana epirretiniana en la mácula